BERLÍN (AP) — Un tribunal en Alemania sentenció el lunes a un hombre a cuatro años y tres meses de prisión luego de que se hizo pasar por cirujano plástico y efectuó procedimientos a decenas de pacientes.

El tribunal regional en Regensburg, a unos 100 kilómetros (60 millas) al norte de Munich, condenó al hombre, acusado de fraude y lesiones graves en personas.

La agencia noticiosa alemana dpa dijo que el hombre, de 31 años, cuyo nombre fue mantenido en reserva por normas de intimidad, había inyectado Botox y silicona en mejillas, labios y frente de más de 50 hombres y mujeres.

Los pacientes se quejaron de rigidez e hinchazones dolorosas luego de que recibieran los tratamientos.

Los fiscales habían solicitado al tribunal que impusiera una sentencia de cinco años de cárcel, pero los jueces consideraron como atenuantes las confesiones del acusado y sus problemas mentales.