SEÚL, Corea del Sur (AP) — China fustigó al presidente Donald Trump el sábado por acusar a Beijing de no apoyar los esfuerzos para la desnuclearización de Corea del Norte, al tiempo que Corea del Sur consideró “desafortunada” la decisión de aplazar una visita del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Seúl y Beijing reaccionaron horas después que Trump ordenó a Pompeo aplazar su viaje debido a lo que considera una falta de avances en las negociaciones de desarme con Pyongyang. Trump también dijo que las negociaciones se han visto perjudicadas por la falta de apoyo de China, el único aliado importante del Norte y que libra una creciente disputa comercial con Estados Unidos.

La cancillería china sostuvo en su sitio web que “la declaración de Estados Unidos viola los hechos básicos y es irresponsable”. Añadió que “nos preocupa seriamente y hemos presentado argumentos a la parte estadounidense”.

Beijing apoya “desarrollar el proceso de un acuerdo político” tras la cumbre de Trump con el líder norcoreano Kim Jong Un en Singapur, dijo la declaración.

Pidió a las dos partes “demostrar mayor sinceridad y flexibilidad” en lugar de “ser caprichosos y excesivamente prejuiciosos”.

En tanto, la cancillería surcoreana dijo que el aplazamiento del viaje de Pompeo es un revés y expresó la esperanza de que China siga cumpliendo un “papel constructivo” en los esfuerzos internacionales para resolver la crisis nuclear. Observó que Beijing sigue expresando su compromiso de aplicar plenamente las sanciones al Norte.