NUEVA YORK (AP) — Los fiscales de 17 estados en Estados Unidos pidieron al Congreso abandonar un proyecto de ley apoyado por la National Rifle Association que permitiría que los permisos para portar armas ocultas emitidos en una entidad sean válidos en el resto del país.

Los fiscales de estados como Nueva York, Pensilvania, Iowa y California, enviaron el domingo una carta a los dirigentes tanto demócratas como republicanos en el Congreso advirtiendo que la llamada ley de reciprocidad que se debate en el Capitolio “conducirá a la muerte de policías y civiles, a la proliferación de traficantes de armas y a actos de terrorismo y otro tipo de violencia masiva”.

“Con el recuerdo del peor tiroteo en la historia de Estados Unidos todavía fresco en nuestra memoria, exhortamos a ustedes y a nuestros colegas a rechazar esos proyectos de ley mal concebidos”, escribió Eric Schneiderman, fiscal estatal de Nueva York.

La nueva advertencia se produjo mientras la NRA _grupo que defiende la tenencia de armas_ se ha envalentonado por un completo control de los republicanos en Washington, y continúa presionando para disminuir las restricciones, semanas después de que un tiroteo en Las Vegas dejara 58 personas muertas y cientos de heridos. Fue el tiroteo más letal en la historia de Estados Unidos.

De hecho, parece que se está disipando la idea de prohibir los “bump stocks” _mecanismos que permiten volver automática un arma semiautomática_ como el que usó el agresor de Las Vegas. La NRA insiste en que el más reciente tiroteo no ha aminorado su apoyo a ninguna de sus prioridades legislativas en 2017, que incluyen una legislación que haría más fácil comprar silenciadores de armas.

La ley que permite portar armas que no estén a la vista del público, tiene más de 200 copatrocinadores en la Cámara de Representantes y “permanece como la prioridad más importante de la NRA”, dijo Jennifer Baker, portavoz de la asociación de armas. La medida, si es aprobada por el Congreso, permitiría a las personas con permiso para portar arma en un estado llevar sus pistolas a otros sin importar si ese estado tiene otros requerimientos para obtener los permisos.