DETROIT (AP) — Los trabajadores de una planta de General Motors en Canadá aprobaron el lunes por mayoría abrumadora un nuevo contrato, con lo que pusieron fin a una huelga que había durado casi un mes.

El presidente de la sección 88 del sindicato Unifor, Dan Borthwick, dijo que casi 86% de los miembros votaron a favor del acuerdo, que tendrá vigencia de cuatro años. La producción de la camioneta Chevrolet Equinox se reanudará el lunes a las 11 de la noche.

La votación exacta no fue revelada, pero Borthwick señaló que entre 2.300 y 2.400 de los 2.500 trabajadores sindicalizados de la planta aprobaron el acuerdo.

La huelga comenzó el 17 de septiembre en la planta en Ingersoll, Ontario. Los trabajadores pretendían que GM convirtiera esa planta en la principal fabricante de la Equinox.

Borthwich señaló que el sindicato no consiguió ese propósito pero consiguió cláusulas que aumentan los beneficios a los trabajadores que estén cerca de la jubilación en caso de un cierre de la planta, un traslado de la producción o la cancelación de alguno de los turnos.