LOS ÁNGELES (AP) — En momentos en que Yasiel Puig jugaba con los Dodgers el séptimo juego de la Serie Mundial en Los Ángeles, los ladrones ingresaron en su casa y robaron varias pertenencias, informó la policía.

De acuerdo con las autoridades, un grupo de agentes acudió a la residencia del pelotero cubano en Encino, California, el miércoles por la noche, luego de que se activó la alarma contra robos. Los policías encontraron que una ventana estaba rota y que varios objetos fueron sustraídos de la propiedad.

No se ha dado información sobre el valor de las pertenencias hurtadas.

Puig estaba en el Dodger Stadium, donde su equipo cayó por 5-1 en el encuentro decisivo del Clásico de Otoño, ante los Astros de Houston.

Zach Eliass, vecino de Puig, dijo al canal KABC-TV que dos perros pastor alemán, mascotas de Puig, escaparon por una puerta abierta. Eliass capturó a los dos animales y se hizo cargo de ellos hasta el regreso de Puig, quien le agradeció el gesto.

Puig compró la casa hace aproximadamente un mes.

A comienzos de este año, los ladrones ingresaron también en una casa de Puig en Sherman Oaks, California, y robaron unos 170.000 dólares en joyería y otros artículos, mientras el pelotero cubano se encontraba en Arizona, participando en la pretemporada.