PORTLAND, Maine, EE.UU. (AP) — El camarón de Nueva Inglaterra seguirá ausente de los mercados en Estados Unidos por al menos otro año, debido a que la industria batalla con cambios ambientales, decidieron reguladores el miércoles.

Una rama de la Comisión de Pesca Marina de Estados Atlánticos tomó la decisión en una reunión en Portland, Maine. La pesca de camarón en Nueva Inglaterra tradicionalmente ha estado basada en Maine y ha estado suspendida desde el 2013.

Los científicos dicen que el camarón está sufriendo por el calentamiento de las aguas oceánicas y por una baja supervivencia de los especímenes jóvenes, y que los prospectos de recuperación en el futuro inmediato son pobres. El panel tenía la tarea de determinar si la población de camarones se ha recuperado lo suficiente durante la moratoria para soportar las presiones de la pesca comercial, y decidió que no.

"¿Vamos a volver alguna vez? No lo sé”, dijo Mike Armstrong, miembro del panel. “La naturaleza tiene una asombrosa capacidad de recuperarse si dejamos reservas de críos en el agua”.

La pesca de camarones tradicionalmente se realiza en los meses invernales. Una junta asesora había recomendado reabrir la pesca a un nivel limitado, pero un comité técnico quería mantenerla completamente suspendida.