WASHINGTON (AP) — De la mano de negocios y consumidores, la economía estadounidense creció a una sólida tasa anual de 3% durante el último trimestre pese a dos huracanes devastadores, prueba de durabilidad económica pero que se queda corta cuando se trata de reasegurar que la Reserva Federal volverá a subir las tasas de interés a fines de este año.

Es la primera vez en tres años que la economía se expande a una tasa de 3% o más _históricamente, un ritmo normal para una economía saludable_ durante dos trimestres consecutivos, según cifras del viernes divulgadas por el gobierno.

Más de ocho años después de que terminó oficialmente la crisis económica mundial, la economía estadounidense todavía está registrando ganancias consecuentes: en el mercado laboral, en inversiones empresariales, en gastos de consumidores y ganancias corporativas. El desempleo es el más bajo en 16 años. Las empresas están volviendo a sus abastecer sus inventarios. La economía global mejora y está incentivando las exportaciones estadounidenses. Los precios de las acciones están subiendo junto con las ganancias de las compañías.

El crecimiento anual de 3% para el trimestre de julio a septiembre en producto bruto interno _la producción total de bienes y servicio producidos en Estados Unidos_ ocurrió después de que se registrara una tasa anual de 3,1% en el trimestre pasado. Fue el segundo cuarto más fuerte desde el 2014.

La economía logró crecer a un índice saludable en el trimestre pasado, pese a los daños causados por los huracanes María y Harvey. Muchos economistas creen que las tormentas socavaron el crecimiento anual entre julio y septiembre en al menos 1%.

El presidente Donald Trump ha prometido acelerar el crecimiento, de los promedios anuales de 2,2% que prevalecieron desde que terminó la recesión en el 2009. El gobierno de Trump elogió el informe sobre el PIB diciendo que era evidencia de que el plan económico de la Casa Blanca ya estaba ayudando a la economía.

El secretario de Comercio Wilbur Ross dijo que el reporte sobre el PIB "prueba que la audaz gestión del presidente Trump está sobrellevando con firmeza la deprimente economía heredada del gobierno anterior... Y cuando entre en vigor el recorte fiscal del presidente, toda nuestra economía volverá a surgir una vez más".