MANCHESTER, Inglaterra (AP) — Cada vez luce más probable que Chelsea y Arsenal serán los equipos de los “Seis Grandes” de la Liga Premier que quedarán al margen de la próxima Liga de Campeones de Europa.

Chelsea cayó el domingo en Manchester por segundo fin de semana consecutivo, esta con un 1-0 ante el líder Manchester City para rezagarse cinco puntos de los cuatro mejores puestos de la tabla con nueve partidos por disputar.

Arsenal se halla ocho unidades detrás, en el sexto sitio, tras un descalabro 2-1 en Brighton que cerró un miserable periodo de 10 días para el club londinense, lapso en que sufrió cuatro derrotas en fila en tres competencias. Arsenal no había perdido cuatro veces consecutivas desde 2002.

Dos técnicos de renombre verán dañada su reputación esta campaña al no poder colocar a sus clubes entre los cuatro mejores de la Premier. El desempeño de Arsene Wenger con Arsenal pudo ser predicho, pero sin duda no el del italiano Antonio Conte con Chelsea.

Chelsea terminó 15 puntos sobre el City la temporada pasada para conquistar el título de la liga. Diez meses después, el City tiene una ventaja de25 unidades sobre unos campeones que están cerca de ceder el trono.

La brecha en calidad entre ambos equipos fue evidente en el Estadio Etihad, con un City controlando el balón 78% del primer tiempo, cuando Chelsea no tuvo un solo disparo al arco rival.

"En este momento, hay que aceptar todas las críticas”, dijo Conte, quien planteó una estrategia ultra defensiva en la primera mitad. “Pero no soy tan estúpido para abrir espacios y perder 3-0 o 4-0”.

Chelsea sorteó ese primer tiempo para terminar encajando el gol cuando solo habían transcurrido 33 segundos en el complemento, cuando David Silva sirvió el centro que Bernardo Silva remató al segundo palo.

El City necesita 12 puntos más para coronarse en la Premier, lo que significa que podría asegurar el título en casa frente al Manchester United el 7 de abril.

Por su parte, el Arsenal cedió un par de dianas en los primeros 26 minutos en Brighton, ambos luego de errores del portero Petr Cech. Lewis Dunk y Glenn Murray fueron los anotadores para un Brighton que marcha décimo y siete puntos por encima de la zona de descenso en su primera temporada en la Premier.

Pierre-Emerick Aubameyang descontó por Arsenal justo antes del medio tiempo.

“Esto pinta muy complicado, casi que imposible”, declaró Wenger sobre las posibilidades de Arsenal de meterse entre los cuatro primeros. “Estamos muy lejos. Necesitamos que sean dos los equipos que se derrumben, no uno”.