BERLÍN (AP) — La Agencia Espacial Europea se prepara para lanzar el primer satélite que medirá directamente la velocidad del viento alrededor del mundo, algo que los científicos esperan mejorará el pronóstico del tiempo.

La sonda Eolo, nombrada por el guardián de los vientos en la mitología griega, está programado para despegar la tarde del miércoles a bordo del cohete Vega desde la Guayana Francesa.

El satélite está equipado con un sistema Doppler lidar, apodado Aladin, que utiliza pulsos de luz para detectar el movimiento de pequeñas partículas en el aire. Los datos pueden utilizarse para calcular la velocidad del viento, un proceso que actualmente se hace desde tierra o indirectamente al observar las ondas y nubes desde aviones o el espacio.

La Agencia Espacial Europea dijo que las mediciones en tiempo real del aire harán que las predicciones del clima sean más precisas.