GINEBRA (AP) — Un nuevo reporte de Naciones Unidas denunció el miércoles un aumento de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad de Venezuela durante cuatro meses este año, y pidió al Consejo de Derechos Humanos, respaldado por la ONU, que aborde el problema.

El reporte de 36 páginas, elaborado por la oficina de Derechos Humanos de la ONU, incorpora relatos personales, ataques a periodistas y otros detalles a las conclusiones preliminares publicadas por el departamento el pasado 8 de agosto, citando “uso excesivo de la fuerza de forma sistemática” durante las protestas antigubernamentales.

El jefe de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad al-Hussein, instó al gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a garantizar las pesquisas independientes sobre los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad, además de por grupos armados y manifestantes.

Las investigaciones que comenzaron durante el mandato de la ahora destituida fiscal general de Venezuela Luisa Ortega Díaz entre abril y julio y deberían seguir siendo “visiblemente imparciales”, agregó Zeid.

El informe insta al Consejo de Derechos Humanos, respaldado por la ONU, a abordar este asunto en su próxima sesión, que comienza el 11 de septiembre.