WASHINGTON (AP) — La confianza del consumidor estadounidense bajó en abril debido a los temores de la contratación laboral y las condiciones para negocios, pese a que muchas personas pronostican un fortalecimiento de la economía en los próximos meses.

La organización The Conference Board dijo el martes que su índice de confianza del consumidor bajó a 82,3 puntos en abril, de 83,9 en marzo. Pese a la contracción, el estado de ánimo del consumidor en los últimos dos meses llegó a sus niveles más sólidos desde enero de 2008, cuando comenzaba la recesión.

Los temores sobre el estado de la economía retrocedieron por primera vez desde el cierre parcial del gobierno federal en octubre.

La economista Jennifer Lee, de la firma BMO Capital Markets, dijo que el estado de ánimo del consumidor retrocedió en abril debido al ritmo de la contratación laboral que, aunque sigue cobrando fuerza, "sigue siendo lento y el duro ambiente afecta la confianza de los estadounidenses".

Pese a que los consumidores se sienten un poco más pesimistas sobre al actual panorama económico, sus perspectivas sobre el crecimiento futuro se mantuvieron firmes, destacó la economista de The Conference Board Lynn Franco. El componente de las perspectivas en el índice subió en abril a su mejor nivel en ocho meses.

La confianza del consumidor es seguida atentamente porque el gasto del consumidor aporta el 70% de la actividad económica en Estados Unidos.