SAO PAULO (AP) — Más de 1.000 personas han sido infectadas con sarampión y cinco han muerto en un brote de la enfermedad que las autoridades imputan a casos importados de la vecina Venezuela, informó el ministerio de Salud brasileño el jueves.

Se han registrado 1.053 casos de la enfermedad en lo que va del año, informó el ministerio en su sitio web.

Todos los casos menos 31 fueron registrados en los estados selváticos de Amazonas y Roraima, limítrofes con Venezuela, donde los servicios de salud han colapsado en medio de la crisis económica y política. Cuatro murieron en Roraima y uno en Amazonas.

Más de un millón de personas han huido de las penurias en Venezuela a los países vecinos, y algunos traen enfermedades.

El sarampión se transmite a través del aire y es altamente contagioso, aunque la vacuna es muy eficaz. Brasil está acelerando la campaña de vacunación.