RABAT, Marruecos (AP) — La policía de Marruecos detuvo el lunes a un hombre belga de origen marroquí vinculado al grupo Estado Islámico y que tuvo una "relación directa" con los atacantes que mataron a 130 personas en una ola de atentados en París el 13 de noviembre, informó el ministerio del Interior.

El hombre pasó tiempo en Siria para recibir entrenamiento militar y crear relaciones con los comandantes de campo de Estado Islámico, "incluso el autor intelectual" de los ataques de París, y otros que amenazaban con realizar atentados en Francia y Bélgica, precisó el ministerio en un comunicado.

El comunicado identificó al sospechoso sólo por las iniciales J.A. y no explicó su presunta relación con los atacantes de París. Varios de los extremistas que atacaron un concierto de rock, las fueras del estadio nacional y cafés en París eran de origen marroquí y con vínculos en Bélgica.

El ministerio precisó en un comunicado que el hombre fue arrestado el viernes en la ciudad de Mohammedia, cerca de Casablanca, después de haber viajado por Turquía, Alemania, Holanda y Bélgica. Agregó que el sospechoso está bajo investigación.

Los fiscales belgas no hicieron declaraciones por el momento sobre el arresto.

Al menos uno de los atacantes de París permanece prófugo.