MOSCÚ (AP) — Cuando la FIFA autorizó que los equipos realizaran una cuarta sustitución durante los partidos que requirieran de prórroga en el Mundial, muchos suponían que los técnicos aprovecharían esa prerrogativa para enviar a la cancha a expertos en el cobro de penales.

Pero eso no está ocurriendo con tanta frecuencia.

De los seis jugadores que ingresaron como cuartos reemplazos en partidos del Mundial en Rusia, sólo dos han ejecutado penales en la tanda posterior, y apenas uno ha anotado.

Esa distinción fue para Marcus Rashford, quien ingresó a los 113 minutos del partido entre Inglaterra y Colombia. No pudo alcanzar un centro de Jamie Vardy en los últimos minutos, pero engañó al arquero colombiano David Ospina para que Inglaterra ganara por primera vez una serie desde los 12 pasos en una Copa del Mundo.

Menos exitosa resultó la entrada del croata Milan Badell a los 108 minutos del duelo frente a Dinamarca. El volante de la Fiorentina fue el primero en disparar durante la tanda, pero su cobro rasante fue detenido con las piernas por Kasper Schmeichel.

Sin embargo, Croacia avanzó a los cuartos de final, gracias a penales convertidos por los titulares Luka Modric e Ivan Rakitic, así como por Andrej Kramaric, quien ingresó en el alargue como tercer reemplazante.

Todas las selecciones que han tenido la oportunidad de realizar una cuarta sustitución la han aprovechado. Pero en vez de enviar al terreno a expertos en penales, han hecho justo lo que esperaba la FIFA, colocar a jugadores que les ayuden a ganar en el tiempo extra o al menos que eviten la derrota.

La nueva regla se utilizará también en la próxima edición de la Liga de Campeones de Europa.

El ruso Alexander Yerokhin se convirtió en el primer jugador en la historia del Mundial que entró como cuarto sustituto en la prórroga, en el duelo contra España. Tras reemplazar a Daler Kuzyaev en el medio campo, Yerokhin reforzó a los anfitriones en momentos en que trataban de llegar a los penales, en los que se impusieron.

La contribución de Yerokhin fue modesta _no cometió faltas y entregó sólo dos pases en 25 minutos. Sin embargo, se dijo fascinado por formar parte del equipo que consiguió la mayor victoria de Rusia en una Copa del Mundo desde la era soviética.

“Desde luego, es realmente bonito que Stanislav Salamovich (Cherchesov, el técnico nacional), me haya elegido para entrar en un momento tan importante”, dijo Yerokhin a medios rusos. “Traté de comprometerme al 100% y de hacer todo para no defraudar al cuerpo técnico”.

El cuarto sustituto que se quedó más cerca de anotar antes de los penales fue el delantero español Rodrigo. Jugó apenas 18 minutos frente a Rusia, pero realizó tres disparos, empatando la mejor cifra del equipo en ese partido.

Causó problemas a la zaga rusa y obligó a que el arquero Igor Akinfeev efectuara una buena atajada.

Pero no tiró penales.

___

James Ellingworth está en Twitter como https://twitter.com/jellingworth