LONDRES (AP) — El príncipe Enrique, quinto en la línea del trono británico, se casará con la actriz estadounidense Meghan Markle en el segundo trimestre del año próximo, anunciaron el lunes representantes del Palacio de Inglaterra, confirmando meses de rumores de que la pareja estaba a punto de comprometerse.

Markle, una activista de los derechos humanos y bloguera de vida y estilo que tuvo éxito en el mundo del espectáculo antes de enamorarse de Enrique, se convertirá en integrante de la familia real como esposa de una de las figuras más populares de la monarquía británica.

El príncipe Enrique _una vez conocido por payasadas de "chico malo", especialmente tras ser fotografiado jugando al billar desnudo en Las Vegas _ había dicho desde hace varios años que quería formar una familia y los rumores de su compromiso con Markle estaban volando desde hacía algún tiempo.

El príncipe Guillermo, hermano de Enrique, y su esposa Catalina dieron la bienvenida a la familia a Markle. "Estamos muy emocionados por Enrique y Meghan", dijo la pareja en un comunicado. "Ha sido maravilloso conocer a Meghan y ver lo felices que son ella y Enrique juntos".

El anuncio significa que habrá otra gran boda real, la primera desde que Guillermo y Catalina se casaron en 2011. Ahora ellos dos esperan a su tercer hijo.

De alguna manera, Markle es un sorpresivo nuevo elemento de la monarquía británica: es hija de una mujer de raza negra y padre blanco, creció en California, es divorciada y trabaja como actriz de tiempo completo.

Sin embargo, la institución ha avanzado con los tiempos y el romance entre Markle y Enrique _quien ha repetido hasta el cansancio que desea llevar una vida tan "normal" como pueda_ tiene una decidida y evidente característica moderna.

Markle, mejor conocida por su papel como asistente legal ambiciosa en el exitoso drama estadounidense sobre abogados "Suits", sorprendió a muchos cuando compartió sus sentimientos por Enrique en una historia de portada en septiembre de Vanity Fair. Cuando se le preguntó sobre el frenesí de los medios en torno a su noviazgo, ella dijo: "Al final del día, creo que es realmente simple... somos dos personas que estamos realmente felices y enamoradas".

Describiendo a Enrique como su "novio", Markle dijo que, si bien ella esperaba que ella y Enrique tuvieran que "hablar de algo" sobre su relación en algún momento, los dos eran solo una pareja que disfrutaba pasar el tiempo juntos.

Enrique se ha ganado al pueblo británico con su sonrisa ganadora, su carrera militar y su dedicación a organizaciones benéficas destinadas a ayudar a veteranos discapacitados y otras causas.

El príncipe recientemente ganó elogios con su trabajo haciendo campaña para una mayor apertura sobre los problemas de salud mental. Hablando con sinceridad sobre su lucha personal para hacer frente a la pérdida de su madre, la princesa Diana, cuando solo tenía 12 años, alentó a otros a hablar sobre sus propios problemas en lugar de quedarse callados.

La entrevista de Markle en Vanity Fair también fue algo nuevo. Es inusual que la pareja de un miembro de la realeza hable tan pública y cándidamente antes de comprometerse. Todas las demás supuestas parejas de Enrique permanecieron alejadas de los reflectores de los medios e incluso su cuñada, conocida antes como Kate Middleton, permaneció en silencio hasta que ella y el príncipe Guillermo dieron una entrevista por televisión en el Palacio de Buckingham anunciando oficialmente su compromiso.

El anuncio de la oficina de Carlos de Inglaterra, padre de Enrique, explicó que la pareja se comprometió a principios de mes.

Markle, de 36 años, ya conoce a la reina Isabel II y Enrique, de 33, recibió el beneplácito de los padres de la actriz. El príncipe Enrique es el quinto en la línea de sucesión al trono británico.