TOKIO (AP) — Funcionarios del Ministerio de Tierra y Transporte de Japón inspeccionaron el lunes dos fábricas de la automotriz Subaru donde empleados no cualificados revisaban los autos. La empresa estaría planeando llamar a talleres 255.000 vehículos para someterlos a nuevas comprobaciones, según reportes.

Las autoridades visitaron la sede de la producción de la empresa en Gunma, al norte de Tokio, dijo el ministerio.

Subaru dijo la semana pasada que había llevado a cabo inspecciones defectuosas en sus autos fabricados en Japón durante más de 30 años. El anunció siguió a uno similar de Nissan Motor Co., que llamó a talleres a más de un millón de coches elaborados en el país por fallos en pruebas rutinarias.

Según el ministerio, la investigación a las automotrices solo detectó este problema en Nissan y Subaru.

Medios japoneses reportaron que Subaru planea llamar a talleres 255.000 coches, los 12 modelos comercializados en los tres últimos años, porque no se sometieron a las comprobaciones de seguridad necesarias. El ministerio no confirmó esta medida.

Subaru hizo públicos los resultados de su propia pesquisa sobre el problema el lunes. Detectó que operarios no cualificados estaban autorizados a realizar las comprobaciones como parte de su formación práctica.