LONDRES (AP) — Según Belén Casetta, en la prueba en la que la argentina se clasificó el miércoles a la final del Mundial de atletismo, a lo sumo hay seis corredoras en Sudamérica.

Sus posibilidades de tener roce internacional en los 3.000 metros con obstáculos son escasas, así que meterse entre las 15 mejores del mundo en Londres es un “logro importante”.

“Hay que aprovechar estas oportunidades, la experiencia de los mundiales, para crecer”, dijo la estudiante de medicina de 22 años.

Casetta, de 22 años, logró la clasificación con un tiempo de 9 minutos y 35.78 segundos, el mejor de su vida para eclipsar el record sudamericano.

Lo hizo en su primera participación en un Mundial, luego que el año pasado debutó en Juegos Olímpicos, sin superar la fase eliminatoria en Río de Janeiro.

“Es un sueño lo que estoy viviendo ahora. Yo estaba feliz con mi record sudamericano, era lo que buscaba. Entrar a la final era muy difícil”, indicó.

Su final será el próximo viernes y el objetivo es simple: “voy a buscar estar pegada lo más que se pueda con el pelotón”.

Casetta es la primera integrante de la delegación argentina en el Mundial de Londres —que con 10 participantes es la más numerosa que han tenido en la historia— que alcanza una final.