PHOENIX (AP) — Un empleado de una organización sin fines de lucro que alberga a niños migrantes que fueron separados de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos, ha sido fichado por las autoridades bajo sospecha de que abusó sexualmente de una niña de 14 años en una de sus instalaciones en la ciudad de Phoenix, informó el miércoles la policía.

Por su parte, Southwest Key _que opera la instalación_ rechazó precisar si la víctima era una inmigrante que había sido separada de sus padres en la frontera sur.

Fernando Magaz Negrete, de 32 años, besó y manoseó a la menor en su habitación dentro de las instalaciones el 27 de junio, indicó la policía. Su compañera de cuarto, de 16 años, fue testigo de los hechos. La policía señaló que las grabaciones de las cámaras de vigilancia muestran a Magaz acercándose a la habitación varias veces durante la noche, aunque la habitación en sí estaba fuera de la vista de la cámara.

“Cuando un niño nos informa sobre una conducta inapropiada, inmediatamente llamamos a las autoridades y abrimos una investigación interna como corresponde”, dijo Jeff Eller, portavoz de Southwest Key. “Eso fue lo que sucedió en este caso. Southwest Key siempre trabaja de la mano con las autoridades para aplicar toda la fuerza de la ley cuando está justificado”.

La organización manifestó que ha despedido a Magaz.

La instalación donde ocurrió el supuesto abuso fue visitada el 28 de junio por la primera dama Melania Trump, quien se reunió con las personas que resultaron afectadas por las duras políticas de inmigración de su esposo.

Los albergues que hospedan a niños migrantes han estado bajo escrutinio desde que el gobierno del presidente Donald Trump introdujo la política de “cero tolerancia” para las personas que entran de manera ilegal a Estados Unidos, lo cual ha provocado la separación de familias migrantes.

En las últimas semanas, el sitio web de noticias ProPublica dio a conocer un reporte en el que se indica que desde 2014 la policía respondió a por lo menos 125 llamadas sobre delitos sexuales en albergues que hospedan principalmente a niños migrantes. El reporte detalla un incidente ocurrido en 2015 en un albergue operado por Southwest Key en Tucson, Arizona, en el que las autoridades dijeron que un empleado tocó la entrepierna de un hondureño de 15 años por encima de su ropa. El trabajador fue despedido y posteriormente acusado de abuso sexual.

Magaz fue fichado por las autoridades el martes bajo sospecha de abuso sexual infantil y ataque con agravantes. No había información disponible sobre el abogado de Magaz en los registros judiciales ni por parte de un funcionario de la corte.

El sospechoso hizo una breve comparecencia en el tribunal el martes por la noche y preguntó a la comisionada de la corte que presidió la audiencia de fianza: “¿Quién está presentando estos cargos?”.

La comisionada Tracy Nadzieja respondió que el abogado designado por la corte para Magaz le explicará las acusaciones en su contra en los próximos días.

Magaz Negrete, cuya fianza se fijó en 150.000 dólares, seguía en prisión el miércoles.

___

Jacques Billeaud está en Twitter como: twitter.com/jacquesbilleaud