WASHINGTON (AP) — Ciudadanos de todos tipos hicieron el viernes una fila de varias cuadras en las afueras del Capitolio de Estados Unidos para darle el último adiós a John McCain, en una ceremonia en la que familiares, amigos y funcionarios rindieron tributo al senador y veterano de la guerra de Vietnam, con la notable ausencia del presidente Donald Trump.

Previamente, el vicepresidente Mike Pence, legisladores y varios invitados rindieron homenaje en una emotiva ceremonia junto al féretro de McCain bajo la cúpula de Capitolio. Una fina llovizna caía cuando el ataúd fue llevado al edificio por miembros de las fuerzas armadas, mientras la familia observaba desde los escalones.

"Es apropiado que hoy, cerca del fin de su larga travesía, John yace aquí, en este gran salón, bajo la cúpula, al igual que otros héroes estadounidenses antes que él", dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Micth McConnel. "Le agradecemos a Dios por haberle dado a John McCain a este país".

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, llamó a McCain "una de las almas más valientes que haya producido nuestro país".

Pence dijo que no siempre concordó con McCain, pero dijo que el respaldo de éste a un gobierno reducido, la reforma de impuestos y a las fuerzas armadas "sin dudas dejan a nuestra nación más próspera y más segura".

McCain "sirvió a su país honorablemente", dijo Pence, quien añadió que Trump "respetó su servicio al país".

A Trump, que se burló de McCain por ser capturado durante la guerra de Vietnam, se le pidió que no asistiera al conmemorativo en el Capitolio, de acuerdo con personas cercanas a la Casa Blanca y la familia de McCain.

La ceremonia fue la primera de dos días de servicios en Washington en honor del senador por Arizona, que sirvió 35 años en el Congreso.

El sábado, la procesión de McCain se detendrá en el monumento de la Guerra de Vietnam y se dirigirá entonces a la Catedral Nacional en Washington para un servicio funeral formal. A pedido de McCain, hablarán dos expresidentes: el demócrata Barack Obama y el republicano George W. Bush.

El exsecretario de Estado Henry Kissinger, el exsenador por Connecticut Joe Lieberman y el actor Warren Beatty estuvieron entre los participantes en la ceremonia en el Capitolio.