MIAMI (AP) — El publicitado bullpen de los Marlins no ha cumplido con las expectativas, por lo que el jueves comenzó el desmantelamiento.

Nuevamente como vendedor conforme se aproxima la fecha límite de canjes, Miami envió al relevista derecho David Phelps a los Marineros de Seattle a cambio de cuatro prospectos, incluyendo el promisorio jardinero venezolano Brayan Hernández.

A fin de engrosar su débil sistema de sucursales, los Marlins adquirieron también a tres lanzadores derechos, el venezolano Pablo López, Brandon Miller y Lukas Schiraldi.

Phelps tiene marca de 2-4 con 3.45 de carreras limpias en 44 partidos esta campaña, en los que ha trabajado 47 entradas, todas en relevo. Se anticipaba que el bullpen fuera uno de los puntos fuertes, pero naufragó y los Marlins parecen destinados a ausentarse de la postemporada por 14to año consecutivo, la sequía más larga en la Liga Nacional.

Como resultado, Miami intenta reducir su nómina a cambio de prospectos.

“Es algo que esperábamos evitar”, dijo el presidente de operaciones Michael Hill. “Al ver el resto de la temporada, queríamos ver si podíamos obtener valor por algunos activos. El pitcheo de relevo atrae mucho valor.

También han surgido rumores de canje por el cerrador A.J. Ramos.

“Se le ha comparado mucho en el mercado a David Phelps”, reconoció Hill. “Conforme los equipos buscan reforzar sus bullpens, A.J. sería alguien en quien estarían interesados”.

Los Marineros fortalecieron su bullpen al inicio de una estadía de 10 partidos en casa, que comienza contra los Yanquis de Nueva York y se alarga hasta la fecha límite de canjes. Después de concluir una gira con marca de 5-1 tras la pausa del Juego de Estrellas, los Marineros tienen un récord de 48-48 y están juego y medio detrás de los Yanquis en la disputa por un comodín en la Liga Americana.

___

El periodista de AP Tim Booth en Seattle contribuyó con este despacho.