LA PAZ, Bolivia (AP) — Un teniente del ejército murió cuando una patrulla de erradicación de coca ilegal fue emboscada por cultivadores de esa planta en una zona al norte de La Paz. Otros siete policías y militares resultaron heridos, informó el gobierno.

Los uniformados fueron “emboscados” el viernes en la tarde por cocaleros que llamaron a resistir “la erradicación de cocales” ilegales en la población de La Asunta, y utilizaron “dinamita y armas de fuego”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

El teniente Daynor Sandoval Ortiz murió cerca de la medianoche del viernes debido a las heridas, según el informe.

En la zona, 110 kilómetros de La Paz, se han registrado choques en las últimas semanas desde que inició la erradicación forzada en zonas declaradas ilegales. Los sindicatos cocaleros resisten la destrucción de coca, materia prima de la cocaína y han denunciado supuestos abusos del gobierno.

Una ley aprobada por el presidente Evo Morales, ex líder cocalero, elevó a 22.000 hectáreas la coca legal para usos tradicionales y delimitó las zonas permitidas para el cultivo. Pero un informe divulgado esta semana por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) dijo que los cultivos se elevaron a 24.500 hectáreas. Una mayoría de la coca excedente está en el norte de La Paz.

Bolivia es el tercer productor de coca con el 10% de los cultivos en el mundo. Colombia tiene el 68,5% y Perú el 21,5%, según ese organismo.