TOKIO (AP) — La ministra de Defensa de Japón, Tomomi Inada, renunció el viernes en medio de denuncias de que encubrió documentos militares sobre las operaciones de paz de Naciones Unidas.

Sin embargo, Inada aseguró que no formó parte del supuesto encubrimiento.

El primer ministro Shinzo Abe dijo que aceptó la renuncia y asignó al canciller Fumio Kishida para que tome las funciones del ministerio de Defensa de manera temporal.

Inada presentó su renuncia al anunciar los hallazgos de una investigación internacional sobre el supuesto encubrimiento de los documentos.

El ministerio de Defensa es señalado de ocultar parte de los registros diarios de actividades de las tropas de paz japonesas en Sudán del Sur, en los que se detallan los peligros que enfrentaban las tropas.