ESTAMBUL (AP) — Turquía despidió el domingo a miles de funcionarios públicos a través de un decreto de emergencia por supuestos vínculos con grupos terroristas.

La orden, publicada en el Boletín Oficial del Estado, supuso el cese

Turquía lleva casi dos años en estado de emergencia, luego de un fallido intento de golpe de Estado en julio de 2016. El gobierno culpa a un clérigo asentado en Estados Unidos de orquestar la sublevación y ha despedido o detenido a personas con presuntos vínculos con él. El religioso, Fethullah Gulen, niega las acusaciones, pero la purga se ha ampliado para incluir a otros “grupo terroristas” y derivó en el cese de más de 130.000 personas.

La orden del domingo también anunció la vuelta a su cargo de 148 personas que habían sido despedidas previamente a través de otros decretos de emergencia.