TOKIO (AP) — Nagasaki conmemoró el jueves el 73er aniversario de la segunda bomba atómica arrojada por Estados Unidos sobre Japón, un ataque que marcó el final de la Segunda Guerra Mundial. El secretario general de la ONU y el alcalde de la ciudad pidieron a los líderes mundiales que den pasos concretos hacia la desnuclearización.

Antonio Guterres, el primer jefe de Naciones Unidas que visita Nagasaki, señaló que el temor a una guerra nuclear sigue presente 73 años después de las bombas de Nagasaki e Hiroshima, que no deberían repetirse. Además expresó su preocupación por la lentitud de los esfuerzos de desnuclearización y añadió que los estados con poder nuclear están modernizando sus arsenales.

El movimiento de paz y desarme nuclear, iniciado por los sobrevivientes de los bombardeos atómicos, se propagó por todo el mundo, pero la frustración por sus lentos avances provocó la adopción del Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares el año pasado.

Pese a ser el único país del mundo que sufrió ataques nucleares, Japón no ha firmado el tratado por su sensible posición como aliado de Estados Unidos, protegido por su paraguas nuclear.

El alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, instó al gobierno nipón a hacer más para encabezar el desarme, especialmente en la región, ayudando a conseguir resultados en los esfuerzos para la desnuclearización de la Península de Corea.

___

La periodista de AP Mari Yamaguchi está en Twitter en www.twitter.com/mariyamaguchi

Su trabajo está en https://www.apnews.com/search/mari%20yamaguchi