NUEVA YORK (AP) — Mientras más de una decena de empresas en Estados Unidos han cortado relaciones con la National Rifle Association, FedEx anunció el martes que se quedará con el grupo que defiende la posesión de armas en Estados Unidos.

La empresa de paquetería dijo que no le pedirá a la NRA sacarla de su sitio web, donde sus miembros reciben descuentos empresariales.

El debate sobre las empresas que tienen alianzas con la NRA surgió hace dos semanas, después del tiroteo en un escuela secundaria de Florida que dejó 17 muertos.

La empresa con sede en Memphis, Tennessee, dijo que difiere de la NRA y opina que los fusiles de asalto estilo AR-15 como el usado en la masacre del 14 de febrero no deben estar en manos de civiles, pero agregó que solo es una empresa de paquetería y que no negará el servicio con base en opiniones políticas.

La decisión causó diversas reacciones en redes sociales.

Una empresa prometió retirar sus 100.000 envíos anuales si FedEx no termina su alianza con la NRA. "La NRA está apoyando cosas que no respaldamos", dijo Jeni Britton Bauer, fundadora de Jeni's Splendid Ice Creams. "Ahí está UPS", agregó.

Sin embargo, terminar alianzas con la NRA tampoco garantiza buenos resultados.

Casey Cagle, legislador republicano de Georgia y principal candidato a reemplazar al gobernador Nathan Deal, amenazó el lunes con eliminar una exención fiscal de 50 millones de dólares en combustible para Delta si la aerolínea acaba su alianza con la National Rifle Association.

Delta Air Lines Inc. tiene su sede en Atlanta.

United Continental Holdings, Inc., con oficinas en Chicago, también cortó lazos con la NRA, pero no ha visto una respuesta política similar.

Otras empresas que han terminado su relación con la agrupación partidaria de las armas incluyen a Metlife, Hertz, Avis, Enterprise, Best Western y Wyndham.