DVUR KRALOVE, República Checa (AP) — El nacimiento de un rinoceronte negro de oriente dentro de un zoológico de la República Checa representa un paso pequeño pero importante hacia la tarea de salvar animales en peligro de extinción, dijeron expertos.

Solo hay unos cuantos cientos de estos animales en reservas naturales africanas, donde deben de ser protegidos de cazadores furtivos. Unos 140 de estos rinocerontes viven en zoológicos europeos.

El rinoceronte nació el 2 de octubre en el Zoológico Dvur Kralove, que tiene la mayor cantidad de animales en Europa.

La curadora Jan Zdarek dice que el pequeño rinoceronte ha estado en buena forma y seguirá con su madre, Etosha, por al menos dos años más.

Después de eso, ella podría ser enviada a su hábitat natural en África, tal como ha ocurrido con otros cuatro rinocerontes del zoológico.

Zdarek dice que todavía no está claro si es que los esfuerzos para salvar rinocerontes negros darán buenos resultados.