TOKIO (AP) — Un costoso muro de hielo subterráneo solo redujo en parte la creciente cantidad de agua contaminada en la destrozada planta nuclear de Fukushima, explicó el miércoles un grupo de expertos convocado por el gobierno, que añadió que se necesitan otras medidas.

El operador de la planta, la empresa Tokio Electric Power Co. o TEPCO, dijo que el muro de hielo ha ayudado a reducir el agua radioactiva a la mitad. La planta también bombea fuera el agua subterránea antes de que pueda alcanzar los reactores dañados por el tsunami de 2011.

El muro de hielo, que costó 35.000 millones de yenes (320 millones de dólares), ayuda pero no soluciona completamente el problema, explicó el comité.

La estructura subterránea, de 1,5 kilómetros (1 milla) de largo y que está rellena de refrigerante, se instaló en torno a los edificios del reactor dañado para crear una barrera que impidiese que el agua subterránea entre a una zona de elevada radioactividad.

La planta sufrió tres colapsos luego del terremoto y tsunami de marzo 2011. Las filtraciones de agua fresca salen de los reactores dañados y se mezclan con el agua subterránea, que a su vez se filtra a los sótanos del edificio del reactor y aumenta la cantidad de agua contaminada.

Desmantelar los reactores descompuestos en un proceso inseguro que se calcula podría demorar entre 30 y 40 años.