BUDAPEST (AP) — La Corte Europea de Justicia debería desestimar las demandas presentadas por Hungría y Eslovaquia contra una decisión del Consejo Europeo que obliga a los países a aceptar cientos de solicitantes de asilo, sostuvo un asesor de la corte el miércoles.

Hungría, Eslovaquia, Polonia y Rumania votaron contra el plan temporario para reubicar a 120.000 migrantes aprobado en 2015, en medio de la crisis de migración. Bajo ese plan, Hungría debía acoger a 1.294 solicitantes de asilo y Eslovaquia a 902.

Polonia, obligada a aceptar 6.182 asilados, apoyó la posición de Eslovaquia y Hungría.

El abogado general Yves Bot, cuya función es proponer soluciones no vinculantes a los casos que le competen, rechazó los argumentos de ambos países sobre la legalidad del plan de reubicación. La posición del abogado general suele ser la que adopta el tribunal.

El plan de reubicación ha tenido éxito relativo hasta el presente, aunque la Comisión Europea dijo el miércoles que el traslado de migrantes de Grecia e Italia a otros países alcanzó niveles récord en junio.

“Una cosa está muy clara: la reubicación funciona si existe la voluntad política”, dijo el comisionado de migración de la UE, Dimitris Avramopoulos. Pidió a los estados miembros que incrementen los esfuerzos para recibir a migrantes que llegan a Italia, el principal país de arribo para los que se arriesgan al cruce del Mediterráneo desde Libia y otros países del norte de África.