BRUSELAS (AP) — La Unión Europea pospuso de nuevo el miércoles una decisión sobre el uso del popular herbicida glifosato ante la preocupación por su posible relación con el cáncer.

Las naciones del bloque se reunieron para discutir el asunto después de que el Parlamento Europeo aprobó a principios de semana una limitación de cinco años a la ampliación de la licencia de la sustancia. La Comisión Europea, el órgano ejecutivo comunitario, había propuesto aumentar los permisos para 10 años.

La demora supone que es probable que no se tome una decisión hasta la reunión que mantendrán el 6 de noviembre, según funcionarios.

Muchos alegan que hay demasiadas dudas sobre los efectos que tiene el producto sobre la salud. El glifosato es un ingrediente del Roundup, un herbicida muy popular en todo el mundo.

Los ecologistas quieren que se vete el producto, mientras que el sindicato agrícola comunitario pide una extensión de 15 años.

"La Comisión seguirá trabajando con los estados miembro para hallar una solución que goce del mayor apoyo posible, que asegure un alto nivel de protección para la salud de los seres humanos y el medio ambiente”, señaló la portavoz de la ente, Anca Paduraru.

Activistas protestaron en el exterior de la sede de la UE, donde se celebró la reunión.

David Schwartz, miembro del grupo WeMove.EU, dijo que se presentó una Iniciativa Ciudadana Europea firmada por 1,3 millones de personas pidiendo la prohibición total del glifosato.