WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump y senadores republicanos acordaron que el proyecto de presupuesto, que debe ser aprobado antes de fin de año, no abordará la situación de decenas de miles de jóvenes inmigrantes, de acuerdo con algunos legisladores republicanos que visitaron la Casa Blanca el jueves.

En vez de eso, será hasta el próximo año cuando traten de buscar una solución a la situación de unos 800.000 inmigrantes que fueron traídos al país de niños, muchos de ellos de manera ilegal.

Esto jóvenes, conocidos como "dreamers", están en el limbo desde que Trump anunció que iba a cancelar gradualmente el programa federal que los protege de la deportación, creado durante el gobierno de Barack Obama. Trump dio al Congreso hasta marzo para que encuentre una solución a la situación de estos inmigrantes.

Los demócratas han indicado que quieren usar la iniciativa de ley de gastos para forzar una medida sobre los dreamers. Sus votos seguramente serán necesarios para aprobar la propuesta de gastos y mantener funcionando el gobierno, así que la postura de los republicanos y Trump quizás no termine prevaleciendo.

"No habrá una propuesta migratoria en la iniciativa (de gastos) ni en otra propuesta que debamos aprobar en el 2017", dijo el senador Tom Cotton tras salir de la reunión. Trump “estuvo de acuerdo con eso, al igual que el liderazgo del Senado, y yo creo que la vasta mayoría de senadores republicanos", añadió.

El senador John Cornyn dijo que usar la iniciativa de ley de gastos para resolver el estatus de los dreamers era la “fantasía de algunos demócratas".

“Es más probable que forme parte de un marco de tiempo de enero a febrero”, dijo Cornyn sobre lidiar con la legislación en materia de inmigración.

Activistas pro inmigrantes han estado presionando para que los legisladores actúen. En septiembre, líderes demócratas dijeron que habían llegado a un acuerdo con Trump para proteger a los inmigrantes a cambio de medidas de seguridad fronteriza que no incluyan un muro fronterizo. Pero el supuesto trato fue cuestionado de inmediato y ahora parece que se ha venido abajo del todo, si es que alguna vez existió.

Sin embargo, el líder demócrata en el Senado se mostró optimista.

“Hay un buen apoyo republicano para el DACA y creo que podemos lograrlo”, dijo el senador Chuck Schumer, utilizando las siglas en inglés del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Por su parte, el representante demócrata Joe Crowley recordó a los republicanos que necesitan los votos de los demócratas para aprobar la ley de presupuesto o de lo contrario se verán frente a una parálisis gubernamental.

“A menos de que los republicanos puedan mantener funcionando el gobierno sin los votos de los demócratas, no es una decisión que ellos puedan tomar”, dijo Crowley. “Tengo que ver evidencia de que pueden hacerlo”.

El representante Luis Gutierrez señaló que los republicanos están tratando de quitarle a los demócratas algo que obtuvieron y canjearlo por seguridad fronteriza y otras cuestiones que no podrían obtener si hubiera otro escenario.

“He estado en esto durante mucho tiempo y no voy a permitirles que canjeen algo que nosotros hemos alcanzado como estadounidenses. Tomó mucho trabajo conseguirlo”, dijo Gutierrez. “Lo logramos y ahora vamos a pelear por ello”.

Cotton dijo que para ayudar a aquellos que están protegidos por el DACA se necesitan medidas diseñadas para mejorar la aplicación de las leyes de inmigración, así como terminar con lo que llamó “la migración en cadena”, en la que los ciudadanos estadounidenses o los residentes legales permanentes patrocinan a miembros de su familia para que vengan a Estados Unidos. Indicó que con el cambio que él busca, los patrocinadores solo podrían obtener la residencia permanente, también conocida como green card (tarjeta verde), para su esposa o sus hijos menores de edad.

“En mi opinión, terminar con la migración en cadena es esencial para que haya un acuerdo sobre el DACA”, dijo Cotton.

El presidente Trump tuiteó al poco tiempo del término de la reunión sobre la cuestión de inmigración, pero no mencionó al programa DACA. Al contrario, se enfocó en la preocupación de Cotton.

“El Congreso debe terminar con la migración en cadena para que podamos tener un sistema basado en la seguridad. ¡Necesitamos hacer a Estados Unidos seguro!”, escribió el mandatario.