FOXBOROUGH, Massachusetts, EE.UU. (AP) — Tom Brady guardó silencio sobre su disponibilidad para el partido por el campeonato de la Conferencia Americana tras lastimarse la mano derecha esta semana.

El quarterback respondió “ya veremos” el viernes cuando le preguntaron si jugará el domingo contra los Jaguars de Jacksonville.

Brady utilizó guantes rojos en la conferencia de prensa, y contestó “no voy a hablar sobre eso” cuando le preguntaron cuánto practicó o cómo se lastimó.

Brady aparece como “en duda” para el domingo, según la lista de lesionados del equipo, y tuvo una participación limitada en el entrenamiento del viernes. También participó de forma limitada el miércoles, y no se entrenó el jueves, cuando utilizó el mismo guante rojo en su mano de lanzar durante el período de estiramiento que pudieron ver los periodistas.

El quarterback sí señaló que espera que los Jaguars presenten un difícil reto en el partido en Foxborough. Jacksonville terminó segundo en la NFL en defensa total y en puntos permitidos.

“Es un reto muy particular”, admitió Brady. “Creo que sus tres jugadores de la línea, sus tres linebackers, tienen muy buenos instintos y son muy rápidos. Y tienen jugadores muy rápidos en la secundaria. Es una defensa que siempre busca arrebatar la pelota, te derriban... son una defensa muy buena”.

Brady apareció en el reporte semanal de lesionados de los Patriots en varias ocasiones durante la segunda mitad de la temporada, con dolencias en ambos tendones de Aquiles y en el hombro izquierdo. El cuatro veces ganador del MVP del Super Bowl nunca se ha ausentado de un juego de playoffs en sus 18 años de trayectoria.

“Tom tiene la tendencia de aparecer en los juegos importantes. Este es uno de esos”, dijo el receptor Danny Amendola. “Es súper resistente. Es un guerrero, es un competidor y en realidad solo hay una razón por la que está aquí, y es para jugar fútbol americano”.

Jacksonville se prepara para enfrentar a Brady el domingo. El defensive tackle de los Jaguars, Marcell Dareus dijo que los métodos comunes para sacar a un quarterback de sus casillas no aplican con Brady.

“Puedes golpear a Brady, pero golpearlo no lo va a sacar de ritmo. Es estar constantemente en su cara. Odia que alguien siempre esté rondándolo”, dijo Dareus, quien podría ser uno de los jugadores de Jacksonville que mejor lo conoce después de jugar poco más de seis temporadas con los Bills.

“Si lo capturas, se va a levantar y seguir jugando. Tiene ese espíritu competidor, ‘OK, me diste. Ahora voy a lanzar este touchdown en la siguiente jugada. Cuarenta yardas. ¿Sigues contento con tu captura? Pues toma eso’. Esa es su mentalidad. Me gusta. Me encanta jugar contra él. Verlo es algo fenomenal”.