JERUSALÉN (AP) — El ejército de Israel demolió el martes la vivienda de un palestino que mató a un israelí en un asentamiento de Cisjordania el mes pasado.

Las imágenes distribuidas por el ejército mostraron a una topadora derribando el inmueble de una planta en la localidad cisjordana de Kauber.

Docenas de palestinos protestaron contra la demolición arrojando piedras y bombas incendiarias a los soldados, dijo el ejército. Los militares respondieron con “métodos de dispersión antimotines”, lo que normalmente significa gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

El sospechoso, identificado por el ejército como Muhammad Tarek Ibrahim Dar Yusuf, murió baleado en el lugar del ataque.

Israel defiende que la demolición de viviendas es un método efectivo de disuasión contra ataques, pero los críticos señalan que la medida equivale a un castigo colectivo.