LAGOS, Nigeria (AP) — El gobierno de Nigeria ordenó a las fuerzas de defensa civil y la policía que defiendan todas las escuelas en las "zonas liberadas" del noroeste del país, para evitar que extremistas de Boko Haram realicen más secuestros masivos en escuelas, anunció el miércoles la oficina de la presidencia.

Muchas personas en el país más poblado de África se indignaron por el secuestro de 110 chicas perpetrado por Boko Haram el 19 de febrero en un plantel en el pueblo de Dapchi. Esto trajo a la memoria otro secuestro masivo realizado por Boko Haram en 2014, de 276 chicas en Chibok.

La oficina del presidente Muhammadu Buhari dijo que líderes de las fuerzas de defensa civil y la policía han recibido órdenes de coordinar con militares y los gobernadores de los estados de Borno, Yobe y Adamawa para "asegurar el envío de personal a todas las escuelas".

La orden dada por el ministro de Interior "ha sido necesaria para evitar que vuelvan a ocurrir ataques contra menores inocentes", dijo el comunicado.

Algunos padres de estudiantes que sobrevivieron el ataque dicen que sus hijos están muy asustados como para regresar a clases. El Sindicato Nigeriano de Maestros exigió esta semana en un comunicado que "patrullas militares vigilen las escuelas 24 horas al día" en la región para proteger mejor a los estudiantes y maestros.

El combate contra Boko Haram fue uno de los temas más importantes de la campaña presidencial de Buhari en 2015 y ahora está siendo presionado de cara a la elección del año próximo. Su gobierno ha declarado repetidas veces que Boko Haram ha sido derrotado, pero los extremistas islámicos continúan efectuando ataques suicidas en el noreste, muchas veces usando a las chicas secuestradas y que luego fueron adoctrinadas.

Al gobierno nigeriano le tomó casi una semana confirmar que las 110 muchachas habían sido secuestradas. El martes divulgó los nombres de las desaparecidas y dijo que había creado un panel para investigar el ataque.