HARTFORD, Connecticut, EE.UU. (AP) — El gobernador de Connecticut y dos senadores federales quieren que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias revierta una sorpresiva decisión que rescinde prestaciones de vivienda temporal para 36 familias puertorriqueñas radicadas en el estado tras verse desplazadas por el huracán María.

El demócrata Dannel P. Malloy dijo que el estado fue informado sobre la decisión el jueves al mediodía. Ésta fue tomada tres días después de que la FEMA (siglas en inglés de la agencia) les informó a las autoridades estatales que aprobaría una solicitud anterior para extender la Asistencia de Albergue de Transición hasta el 14 de febrero.

Malloy dice que la FEMA le dijo a su gobierno el jueves que la extensión fue un error de la agencia. Señaló que las familias comenzaron a recibir órdenes a las 2 de la tarde para que salieran inmediatamente de sus hoteles.

En una carta al administrador de la FEMA, Malloy lo exhorta a “corregir su error mayúsculo” y a conceder la extensión de inmediato.