LISBOA (AP) — Las autoridades portuguesas estarían considerando racionar el suministro de agua durante la noche en respuesta a la seguía más grave de la que se tienen registros en el país.

El 94% del territorio continental de Portugal sufre una sequía calificada de “extrema” por las autoridades.

El racionamiento del agua podría salir mal porque los consumidores podrían llenar sus bañeras antes de la noche, aunque la medida podría ayudar a reducir la cantidad de agua que se pierde por desperfectos en tuberías, señaló el secretario de Medio Ambiente, Carlos Martins.

Otra de las opciones que se estudian es reducir la presión del agua en el sistema de distribución, explicó Martins en una entrevista publicada el martes por el diario i.

La sequía está causando problemas en la agricultura y la producción de energía hidroeléctrica. Además facilitó el avance de los incendios que causaron más de un centenar de muertos durante el verano.

El clima sigue siendo seco y cálido a pesar de la cercanía del invierno.