JERUSALÉN (AP) — El gobierno israelí postergó una medida que hubiera vinculado algunos asentamientos judíos en la Margen Occidental a la zona metropolitana de Jerusalén, informaron fuentes oficiales.

La medida busca afianzar la mayoría judía en la capital israelí, pero no llega a anexar las nuevas zonas, por lo que no quedan claras las consecuencias. La propuesta establece que las comunidades serán consideradas “comunidades afines” a Jerusalén”.

Según el diario israelí Haaretz, Netanyahu dijo que Israel necesita coordinar el asunto con Washington.

“Los estadounidenses vinieron y nos preguntaron de qué trata la propuesta. Como hemos estado coordinando con ellos hasta ahora, vale la pena seguir hablando con ellos, coordinando con ellos. Estamos trabajando para desarrollar los asentamientos", dijo Netanyahu en una reunión del gobierno el domingo según el diario.

Poco antes el parlamentario David Bitan, del partido Likud y aliado del primer ministro, dijo a la Radio del Ejército que la votación fue demorado porque “hubo presión de los estadounidenses, quejándose de que se trata de una anexión”.