PARÍS (AP) — Diez personas sospechosas de utilizar redes sociales cifradas para preparar un posible ataque fueron detenidas el martes en operaciones antiterroristas en Francia y Suiza, según funcionarios franceses. Las autoridades suizas indicaron más tarde que uno de los detenidos era una mujer colombiana.

Varios registros seguían en marcha en suburbios de París y el sureste de Francia.

Las operaciones forman parte de una pesquisa abierta en julio y centrada en la actividad sospechosa de una persona en Suiza que empleaba la plataforma de mensajería Telegram, según un funcionario judicial francés.

Investigadores antiterroristas detuvieron a nueve personas en Francia y dos en Suiza en operaciones que pretendían aclarar detalles de la supuesta trama, según un funcionario. La fuente, que habló bajo condición de anonimato para comentar una investigación abierta, no dio detalles sobre sus identidades.

El principal sospechoso, afincado en Suiza, se había comunicado con personas en Francia sobre actos violentos no especificados, dijo el funcionario.

La investigación sobre grupos extremistas islámicos ilegalizados comenzó en torno a un ciudadano suizo de 27 años y más tarde se amplió para incluir a una mujer colombiana de 23 años, según la oficina del fiscal general de Suiza, Michael Lauber. Las autoridades de los dos países crearon un equipo de investigación conjunto, señaló la fiscalía.

El ciudadano suizo fue arrestado en Francia, mientras que la mujer colombiana fue detenida en Suiza tras redadas en edificios de las regiones francófonas de Vaud y Neuchatel, en el oeste del país. La fiscalía suiza no identificó a ninguno de los dos, e indicó que la sospechosa permanecería detenida hasta que un tribunal tomara una decisión.

Una fuente francesa de seguridad dijo que la supuesta trama parecía no haberse desarrollado por completo, pero que las autoridades habían actuado por temor a que el grupo avanzara hacia una acción.

Entre las localidades galas afectadas en la operación estaban Aix-en-Provence, en el sur de Francia, y Menton, en la costa mediterránea, así como algunos suburbios de París, indicó la fuente de seguridad.

Las redadas se hicieron unos días después de que entrara en vigor una nueva ley antiterrorista en Francia que sustituye a un estado de emergencia instaurado desde una serie de atentados mortales en París hace dos años.