BOGOTÁ (AP) — Las autoridades colombianas capturaron a 281 personas presuntamente vinculadas con el cartel de narcotráfico Clan del Golfo y bandas criminales que extorsionaban a comerciantes y particulares.

La policía antisecuestro informó el jueves que se trató de la mayor operación contra la extorsión en los últimos cinco años. Los arrestos se produjeron con el apoyo de 1.000 miembros de la policía antisecuestro y del ejército que se desplegaron en 26 de los 32 departamentos del país durante cuatro días.

En la operación se realizaron 251 allanamientos en los que se decomisaron 203 teléfonos celulares, varias armas de fuego de diferentes calibres, municiones, tres vehículos de alta gama y seis motocicletas.

La fiscalía colombiana los acusa de los delitos de hurto, atentar contra el bien ajeno y extorsión. De ser hallados culpables podrían recibir penas de prisión de entre cinco y 15 años.

Luis Gonzales, jefe de investigaciones de la fiscalía, dijo en rueda de prensa que “esta operación va encaminada a seguir manteniendo los índices de la extorsión en Colombia, que ha disminuido cada día más”.

La mayoría de los capturados pertenecen al Clan del Golfo y bandas delictivas como Los Chisperos. Entre los arrestados también hay dos excombatientes de la desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).