BUENOS AIRES (AP) — Cinco goles y una asistencia. Ignacio Scocco se convirtió en el héroe de una noche épica de River Plate, que se repuso de una batalla perdida y ganó la guerra con un aplastante 8-0 sobre Jorge Wilstermann de Bolivia el jueves por la Copa Libertadores.

El equipo de Marcelo Gallardo jugará la semifinal contra Lanús, que venció 4-3 en definición por penales a San Lorenzo luego de finalizar la serie con un global de 2-2.

La otra semifinal la jugarán Gremio de Brasil y Barcelona de Ecuador.

Scocco marcó a los nueve, 14, 19, 46 y 58 minutos en el estadio Monumental. Enzo Pérez, a los 36 y 66, e Ignacio Fernández, a los 53, anotaron los restantes.

Tras su actuación impresionante, Scocco les dedicó unas palabras a las víctimas del sismo que sacudió el martes México, donde jugó en Pumas y Toluca.

”Le quiero mandar un saludo a toda la gente de México que está pasando un momento muy malo”, comentó. “Viví dos años allá y me trataron muy bien. Mucha fuerza a la gente de México".

River planteó un equipo ultra-ofensivo con línea de tres defensores, cuatro volantes y tres delanteros para remontar una serie en la que quedó 3-0 abajo en la ida, jugada una semana atrás en Cochabamba. En las tribunas, colmadas pese a una noche fría y lluviosa, la hinchada riverplatense dio un estruendoso recibimiento para motivar a los propios e intimidar a la visita.

Pero ni su hincha más optimista hubiera imaginado que antes del descanso River anotaría cuatro goles.

“Todos queríamos dar vuelta la imagen que habíamos dejado en Bolivia”, manifestó Scocco, el primer jugador en la historia de River que anotó cinco goles en un partido de un torneo internacional. “Sé que los delanteros tenemos noches como la de Bolivia y otras como ésta. Sabía que podía dar más, no era la imagen de Cochabamba”.

Contratado esta temporada, Scocco abrió su noche consagratoria tras recibir un pase largo de Leonardo Ponzio que tomó por sorpresa la defensa de cinco que planteó la visita para sostener la ventaja. El delantero, previo caño a un rival, eludió al arquero y definió de zurda.

Ese primer gol desmoronó la estrategia del Wilstermann, que hace más de 20 años no registra una victoria en condición de visitante en el certamen continental.

Sin resistencia rival, Scocco recibió un centro de Carlos Auzqui, se acomodó y ejecutó con fortísimo derechazo al ángulo.

Scocco, quien tuvo que asumir la responsabilidad de reemplazar al goleador e ídolo Lucas Alario -partió inesperadamente al Bayern Leverkusen- anotó el tercero sin proponérselo. De un lateral, recibió la pelota al borde del área y metió un pase buscapié para Gonzalo Martínez. Pero la pelota tomó efecto y se metió al arco.

Con Wilstermann como boxeador a punto de caer en la lona, River le asestó el golpe de nocaut en una jugada que nació de los pies de Scocco, quien asistió a Pérez para el cuarto gol con el cual dio vuelta la serie.

A los cuarenta segundos de iniciado el complemento, River marcó el quinto. El defensor Gonzalo Montiel rompió líneas, llegó al fondo y metió pase atrás para Scocco, que sólo tuvo que empujarla a la red.

Con el pleito liquidado, Fernández le puso broche a una gran jugada colectiva con zurdazo desde fuera del área.

Scocco facturó el quinto de su cuenta personal con la parte externa de pie derecho.

Pérez, quien llegó procedente del Valencia de España también esta temporada, recibió en área millonaria tras un fallido tiro libre de los visitantes. Corrió más rápido que su marca y definió por arriba del arquero para cerrar la sinfonía de River.

LANÚS SEMIFINALISTA POR PENALES

El juvenil arquero Esteban Andrada atajó dos en la serie de penales ante San Lorenzo y llevó a Lanús a la semifinal de la Libertadores.

Andrada contuvo los remates de Matías Caruzzo y Nicolás Blandi,

Al igual que River, el Granate también tenía que levantar un marcador en contra (2-0) del partido de ida jugado hace una semana. Lo consiguió en un tiempo gracias a los goles de José Sand, a los 11 minutos, y Nicolás Pasquini, a los 16, en el estadio de Lanús.

En su enésimo desborde por izquierda, Lautaro Acosta lanzó un centro llovido al área de San Lorenzo. Un mal despeje dejó servida la pelota para Sand, ubicado en el lugar preciso para marcar el gol 100 de su carrera.

Minutos después, Lanús ejecutó con rapidez un tiro de esquina. Pasquín anticipó a su marca y empató de cabeza la serie.

Lanús marcó el ritmo del complemento pero a diferencia del primer tiempo falló en la última jugada. No obstante, Andrada salvó al local ante un fortísimo remate de Rubén Botta a siete del final.

En la tanda de penales, el equipo de Jorge Almirón tuvo marca perfecta con las conversiones de Alejandro Silva, Pasquini, Diego Braghieri y Acosta.

Para los visitantes, anotaron Fernando Belluschi, Gonzalo Rodríguez y Botta.