MANCHESTER, Nuevo Hampshire, EE.UU. (AP) — Congregaciones religiosas y otros grupos están conformando la Red de Solidaridad con Inmigrantes de Nuevo Hampshire para apoyar a personas amenazadas de deportación.

El grupo realizará una ceremonia el domingo por la tarde en la Iglesia de Santa Ana-San Agustín en Manchester y marchará luego al Edificio Federal Norris Cotton, donde se encuentra la oficina local de la policía de Inmigración y Aduanas ICE.

Los miembros de la red dicen que se han comprometido a responder al miedo que provoca en la comunidad la creciente represión. Acompañarán a los inmigrantes que deben comparecer ante la ICE, darán santuario en sus casas de oración a personas temerosas de ser arrestadas y darán apoyo a los presos.