CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Uno de los principales traficantes de heroína del cártel de Sinaloa fue arrestado el jueves en la capital mexicana, informaron las autoridades.

Los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán han asumido el control de cártel luego de la detención de su padre el año pasado y de su posterior extradición a Estados Unidos.

La Procuraduría General de la República (PGR) indicó que su Agencia de Investigación Criminal (AIC) capturó a Víctor Manuel Félix Beltrán en un complejo residencial en Santa Fe, un lujoso suburbio del poniente de la Ciudad de México.

“De acuerdo con las pesquisas, se le ubica como el responsable del ‘blanqueo’ de dinero obtenido del trasiego de droga en diversas modalidades hacia los Estados Unidos de América”, señaló la PGR a través de un comunicado.

De acuerdo con el documento, Félix se hallaba presente cuando los hijos de “El Chapo”, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, fueron secuestrados por un grupo criminal rival en un restaurante de Puerto Vallarta en 2016. Ambos fueron liberados una semana después.

Las autoridades consideran que Félix Beltrán, de 30 años, es el principal operador financiero del grupo criminal tras haber remplazado a su padre, Víctor Manuel Félix Félix, alias “El Señor”, quien fue arrestado en 2011.

“El tráfico de heroína hacia el vecino país del Norte, era operado por este sujeto y para tal mantenía vínculos con otras organizaciones delictivas encargadas de la producción y trasiego de estupefaciente en las entidades de Guerrero y Jalisco”, subrayó la PGR.

El jueves, el presidente estadounidense Donald Trump declaró que la crisis de opioides que se vive en Estados Unidos es una emergencia de salud pública nacional.

La DEA reveló esta semana en su informe nacional de narcóticos de 2017 que la heroína mexicana representó el 93% de la heroína detectada en los mercados estadounidenses en 2015, lo que prácticamente desplazó la producción de Sudamérica.

Según el reporte, la producción de opio en México aumentó a más del triple entre 2013 y 2016.

La DEA dijo que la cada vez más refinada heroína “polvo blanco” de México es más pura que otras variedades.

“El aumento del cultivo de amapola en México, principal proveedor de heroína en los mercados estadounidenses, asegura que mantendrá una gran pureza”, señaló la agencia.