DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Por tercera vez en cuatro días, un incendio estalló el lunes en un rascacielos en Dubái, en esta ocasión un hotel junto a la playa que debió ser evacuado temporalmente.

El Movenpick Hotel Jumeirah Beach dijo en Twitter que el incendio matutino "fue controlado rápidamente" y que los huéspedes fueron evacuados a salvo. Todos pudieron regresar más tarde.

Un video colocado en internet muestra humo negro saliendo del edificio mientras huéspedes y empleados salen del edificio.

El primer incendio de los últimos días estalló el viernes, en la Torch Tower, de 86 pisos. Fue la segunda ocasión en dos años y medio que el inmueble de 335 metros (1.110 pies) queda envuelto por las llamas. La Torch Tower es uno de los rascacielos residenciales más altos en el mundo.

El domingo, los bomberos extinguieron rápidamente un pequeño incendio en la Tiger Tower, al otro lado de la calle, en el distrito Marina de Dubái. Nadie resultó herido, pero las llamas causaron pánico.

El incendio del domingo comenzó en ropa dejada en un balcón del piso 53, dijo el capitán de la Defensa Civil de Dubái, Amer Abdulwahab al-Qahtani. Dijo que los investigadores creen que pudo ser causado porque alguien se deshizo indebidamente de un cigarrillo o por las altas temperaturas en la región, que el domingo alcanzaron los 43 °C (109 °F).

La Torch Tower, localizada en el popular distrito de la Marina, también se incendió en febrero de 2015, pero ninguno de los dos incidentes causó víctimas ni daños considerables.

El diario regional The National reportó el domingo que los residentes de la Torch Tower informaron en junio que las autoridades habían aprobado reparar los daños causados por el primer siniestro y que la aseguradora del rascacielos estaba procesando el pago.

Sin embargo, al parecer hasta ahora no se había realizado el reemplazo del revestimiento exterior del edificio. La constructora y la empresa que administra el rascacielos no respondieron a las preguntas de si se había cambiado el material.

A comienzos del año Dubái aprobó nuevas normas de seguridad contra incendios y ahora requiere que los edificios cambien los revestimientos exteriores, que se queman demasiado pronto, por unos más resistentes al fuego.

Las autoridades han reconocido en otras ocasiones que al menos 30.000 edificios en todo Emiratos Árabes Unidos tienen revestimientos que los expertos en seguridad consideran altamente inflamables.