ROMA (AP) — España 7, Italia 1.

El resultado acumulado de los partidos de la Liga de Campeones contra rivales españoles plasmó una nueva debacle para el fútbol italiano esta semana.

Cinco meses después de la eliminación del equipo nacional para el Mundial, los clubes italianos no pudieron ante conjuntos encabezados por Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Cristiano marcó dos veces para que el Real Madrid derrotase el martes 3-0 a Juventus en la ida de los cuartos de final

Al día siguiente, la Roma enfrentó a Messi y se complicó más la vida al anotar dos goles que encaminaron la victoria 4-1 del Barcelona.

Los resultados dejaron casi sentenciadas las eliminatorias y ensanchan la brecha que separa a los dos países, que empezó desde el 4-0 que España le propinó a Italia en la final de la Eurocopa de 2012.

Aunque Italia eliminó a España en la Euro 2016 y la Juve apeó al Barcelona en la Champions del año pasado, esos resultados han sido la excepción a la regla. La Vecchia Signora acabó perdiendo 4-1 ante el Madrid en la final europea.

España puso las cosas en sitio cuando vapuleó 3-0 a Italia en septiembre para condenar a los Azzurri al repechaje mundialista, que perdieron ante Suecia.

El martes en Turín, los hinchas de Juventus tuvieron que ponerse pie para aplaudir el segundo gol de Cristiano, una espectacular chilena.

“En el deporte y la vida hay gente que demuestran que son superiores a ti”, tuiteó el técnico de la Juve Massimiliano Allegri. “Hay que aplaudirles y seguir trabajando para llegar a ser como ellos”.

En Barcelona, un par de autogoles de Daniele De Rossi y Kostas Manolas — más la decisión del árbitro de no señalar un penal cometido a Edin Dzeko — le facilitaron las cosas a los anfitriones.

“Ya eran un equipo con clase. No necesitan más ayudas”, se quejó el técnico romanista Eusebio Di Francesco. “Recibieron la ayuda del árbitro y la nuestra”.

La nota positiva para la Roma es que alcanzó los cuartos de final por primera vez en una década.

Juventus, en cambio, apura el paso para consagrarse campeón de la Serie A por séptima temporada seguida.

Napoli, el otro club italiano en la Champions, fue eliminado en la fase de grupo y no le dio importancia a la Liga Europa al alinear a suplentes en su eliminatoria de dieciseisavos de final ante Leipzig y se despidió.

La estrategia del Napoli fue enfocarse en atrapar el título de la Serie A por primera vez en casi tres décadas. Pero con tan solo una victoria en sus últimos cuatro partidos, el Napoli se ha rezagado cuatro puntos detrás de la Juve y con ocho fechas por disputar.

Roma marcha tercero en la liga italiana rumbo el partido del sábado ante el visitante Fiorentina, que ha ganado cinco partidos en fila tras el fallecimiento de su capitán Davide Astori por un aparente infarto cardiaco.

Con Juventus y Napoli alejados, Roma, el Inter de Milán y Lazio están separados por apenas tres puntos en la puja por las últimas dos plazas para la próxima Liga de Campeones.

“Hay que ganarle a la Viola si queremos estar en la Champions la próxima temporada”, dijo Dzeko. “Después hay que pensar en la vuelta con el Barcelona”.