LOS BANOS, California, EE.UU. (AP) — Una adolescente acusada de causar la muerte de su hermana menor tras perder el control de su automóvil mientras transmitía en vivo por Instagram, permanecerá en prisión luego de que un juez en California se rehusó a disminuir su fianza el viernes.

Obdulia Sanchez, vestida con el uniforme amarillo de los presos, sollozó al entrar al tribunal del condado de Merced.

La fianza sigue siendo de 560.000 dólares, dijo David Moranda, juez del Tribunal Superior del condado Merced, y añadió que esa decisión fue realizada con base en recomendaciones de funcionarios de libertad condicional y porque además Sanchez tenía otra acusación de conducción imprudente de cuando era más joven.

Su abogado Ramnik Samrao pidió al juez que redujera la fianza o que permitiera a su clienta salier en libertad dejando el caso pendiente. Dijo que ella ha estado viviendo en casas hogar y que no tiene forma de reunir esa cantidad de dinero.

“Es absurdo que crean que podría hacer eso”, dijo Samrao fuera del tribunal. “Creo que esa fianza es excesiva para ella y debió ser reducida”, agregó.

Los fiscales indicaron que el video en el que se ve a Sanchez moviéndose al ritmo de la música y que en algunas partes quitó las manos del volante, es fundamental para el caso.

Sanchez se declaró inocente de seis cargos criminales que incluyen homicidio vehicular, conducir en estado de ebriedad y lesiones a una persona. Podría enfrentar más de 13 años en prisión si es sentenciada por todos los cargos.

Las autoridades informaron que la joven estaba manejando hace una semana cuando perdió el control de su automóvil y se salió de la carretera a 121 kilómetros (75 millas) al noroeste de Fresno, causando la muerte de su hermana Jaqueline Sanchez, de 14 años.

Antes de entrar a la corte, Nicandro Sanchez dijo que sentía que había perdido a sus dos hijas, a la menor porque falleció y a la mayor porque estaba en la cárcel.