CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El Vaticano confirmó el jueves que el papa Francisco se reúne a menudo con víctimas de abusos sexuales, en un intento de desactivar un creciente escándalo por su apoyo a un obispo chileno al que las víctimas acusan de presenciar e ignorar los abusos que sufrieron.

Varias veces al mes, Francisco se reúne en privado con víctimas en privado o en grupos para escuchar sus historias “y ayudarlas a curar sus graves heridas”, indicó el portavoz del Vaticano Greg Burke.

Francisco enfrenta una de las crisis más graves de su pontificado, después de restar importancia a las quejas de las víctimas sobre que el obispo chileno Juan Barros había encubierto sus abusos. Francisco tachó las acusaciones de calumnias y dijo estar seguro de la inocencia de Barros.

Tras la indignación por sus comentarios, Francisco se vio obligado a rectificar y enviar un investigador del Vaticano que analizara el caso de Barros.