NUEVA YORK (AP) — Tres miembros de la notoria pandilla callejera MS-13, condenados por la muerte de un adolescente neoyorquino por creer que estaba cooperando con las fuerzas del orden, fueron sentenciados a pasar más de dos décadas tras las rejas.

Milton Contreras, Oscar Welman Espinoza-Merino y José Osmin Rubio, todos de Brentwood, escucharon la sentencia el jueves que significará que serán enviados a una prisión federal.

El crimen ocurrió en febrero de 2014, cuando Sidney Valverde, de 19 años de edad, fue engañado para acudir a una playa en Miller Place, Long Island, donde fue muerto a disparos.

La violencia de la MS-13 en la zona se ha intensificado considerablemente desde entonces. Las autoridades creen que la pandilla está detrás de 25 asesinatos en Long Island en los últimos dos años.

La MS-13 ha sido objeto de denuncias por parte del presidente Donald Trump. Un cuarto hombre condenado por el asesinato de Valverde espera sentencia.