QUITO (AP) — La Sala de Apelaciones de Perú rechazó el viernes un pedido de libertad formulado por la defensa del expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, investigados por posibles delitos de corrupción ligados al caso Odebrecht.

En un mensaje en Twitter el Poder Judicial de Perú informó que la corte “declara infundado el recurso de apelación de la defensa de Ollanta Humala y Nadine Heredia”.

Ello implica que ambos seguirán en prisión durante 18 meses, de acuerdo con un pedido del juez Richard Concepción quien ordenó la reclusión de ambos mientras son investigados por supuesto delito de lavado de activos tras presuntamente recibir dinero de las firmas brasileñas Odebrecht y OAS y dinero público de Venezuela para las campañas presidenciales de Humala de 2006 y 2011.

El fiscal del caso, Rafael Vela, había insistido en la prisión de los imputados aduciendo que “están en la cúspide de la organización criminal”. Humala alegó que el acusador no tiene pruebas y que el proceso tiene origen político.

Humala está detenido en la prisión de Barbadillo, la misma donde se encuentra el expresidente Alberto Fujimori, mientras que Heredia se encuentra en una cárcel de mujeres donde están cabecillas de Sendero Luminoso y algunas narcotraficantes.

La corrupción de Odebrecht ha comenzado a golpear a la élite política de Perú. El exmandatario Alejandro Toledo (2001-2006) está prófugo acusado de recibir sobornos y aún no ha sido extraditado desde Estados Unidos, mientras que su sucesor Alan García (2006-2011) es investigado por presunta corrupción y cuatro funcionarios de su gobierno están presos.

En diciembre Odebrecht admitió ante una corte judicial de Nueva York que había pagado sobornos millonarios para ganar licitaciones de obras públicas durante los gobiernos de Toledo, García y Humala entre 2001 y 2016.