NUEVA YORK (AP) — La asociación Boy Scouts de Estados Unidos anticipaba que el presidente Donald Trump generaría controversia con su discurso de tintes políticos en su campamento nacional celebrado esta semana en Virginia Occidental, pero se sintió obligada a invitarlo por respeto a su puesto, dijo su líder en su primera declaración pública sobre el furor en torno a los comentarios del mandatario.

“Si insinuara que me sorprendieron los comentarios del presidente no sería sincero”, dijo por teléfono a The Associated Press Randall Stephenson, líder nacional de los Boy Scouts y director general de AT&T.

Otros presidentes del país han participado en el campamento anual de los Boy Scouts en el pasado y han evitado hablar de política.

Para consternación de muchos padres y ex Boy Scouts, Trump usó su discurso en el campamento anual el lunes en la noche para promover su agenda política y criticar a sus enemigos. Algunos de los más de 30.000 scouts abuchearon cuando el mandatario mencionó al expresidente Barack Obama, su predecesor demócrata.

“Anticipamos que algunas personas podrían enojarse”, dijo Stephenson.

Recordó que cada presidente del país desde Franklin Delano Roosevelt ha sido invitado al campamento anual, y la directiva de los Boy Scouts “reflexionó mucho sobre el hecho de que Donald Trump viniera a hablar”.

“Todo el mundo sabe que sus discursos son altamente políticos... anticipamos que ese podría ser el caso”, dijo Stephenson. “¿Deseo que el presidente no hubiera ido y no hubiera hablado sobre política? Por supuesto”.

Con la intención de minimizar posibles fricciones durante el campamento, la organización Boy Scouts, con sede en Irving, Texas, creó lo que Stephenson llamó “directrices rigurosas” para los adultos que integran su personal con el fin de regular cómo debería reaccionar la audiencia ante el discurso.

La guía pedía a los líderes de las tropas que sus grupos fuesen respetuosos no sólo con el presidente, sino con toda la amplia variedad de puntos de vista de la audiencia durante el campamento.

“Esto bajo el entendido de que ciertas frases que se escucharon durante la campaña (como ‘construye el muro’, ‘enciérrala’) son consideradas divisivas por muchos miembros de nuestra audiencia y pueden causar fricciones innecesarias”, dice la guía.

Stephenson, que no estaba presente cuando Trump pronunció su discurso, considera que los asistentes no se apegaron totalmente a las directrices.

El ejecutivo ha sido un alto dirigente de los Boy Scouts durante varias de sus últimas controversias, incluida la decisión de admitir a jóvenes homosexuales y transexuales y aceptar que hombres abiertamente homosexuales puedan ser líderes.

La controversia por el discurso de Trump ocurre en momentos en que AT&T busca la aprobación de los organismos reguladores del gobierno a su propuesta para comprar Time Warner por 85.000 millones de dólares.

___

David Crary está en Twitter como http://twitter.com/CraryAP