BUDAPEST, Hungría (AP) — Un húngaro que imprimió pasaportes mediante los cuales miles de judíos pudieron huir del holocausto nazi durante la Segunda Guerra Mundial fue homenajeado con una placa el miércoles.

La compañía impresora de Emil Wiesmeyer fabricó inicialmente 4.000 de los pasaportes básicos como parte de los esfuerzos del enviado especial sueco Raoul Wallenberg para salvar a los judíos de los campos de la muerte.

Luego imprimió otros 20.000 por su cuenta para ayudar a otros judíos a huir del país.

La placa en homenaje a Emil Wiesmeyer fue develada en Budapest por el director del Centro Conmemorativo del Holocausto, Szabolcs Szita, y el embajador sueco Niclas Trouve.

Unos 550.000 judíos húngaros fueron asesinados en el holocausto.

Wiesmeyer sufrió persecución y cárcel en los años de 1950, durante la era comunista. Murió en 1967.

Su hijo Gabor asistió a la ceremonia.