QUITO (AP) — El presidente ecuatoriano Lenín Moreno fue ratificado el lunes como líder máximo del partido de gobierno Alianza País luego de que un reducido grupo de dirigentes cercanos al expresidente Rafael Correa intentaran destituirlo a finales de octubre.

El Consejo Nacional Electoral además destacó que no reconocerá ni inscribirá ningún otro nombramiento de presidente para Alianza País debido a que no ha sido elegido por convención nacional de acuerdo con disposiciones legales. Se precisó que tampoco ha recibido ninguna petición para un cambio de directiva.

El 31 de octubre, Ricardo Patiño, excanciller de Correa, anunció la presunta destitución de Moreno de la presidencia del partido aduciendo que el mandatario aplica un plan de gobierno que intenta terminar con el resultado de diez años de la gestión de Correa (2007-2017). Patiño había dicho que asume la presidencia de ese grupo político.

El analista Santiago Basabe, en declaraciones a The Associated Press, dijo que “al menos por ahora Moreno ha quedado en una posición privilegiada no solo ante Alianza País, sino frente al resto de partidos políticos y ante una eventual futura oposición”.

Añadió que la decisión de Patiño y la gente cercana a Correa fue “apresurada y no guardó las formalidades legales y fue una decisión equivocada, porque en este momento político es casi imposible que cualquier instancia decida en contra del gobierno”.

Moreno, amigo y sucesor de Correa en Alianza País, llegó al poder en mayo luego de una reñida campaña con un candidato de derecha.

La situación se produce en medio de un notable distanciamiento entre el gobierno de Moreno y el de Correa, que se ha visto marcado por escándalos de corrupción de muchos de sus antiguos colaboradores. Moreno, que debe gobernar hasta mayor del 2021, tiene niveles de aprobación de gestión alrededor del 74%, según distintos sondeos.